Redes Sociales y gestión del tiempo

Gestionar nuestro tiempo de por si es algo bastante complicado. Se nos junta el trabajo, la familia, los amigos, el deporte y aquellas otras actividades lúdicas que a cada uno de nosotros nos gusta disfrutar, pero cuando esto se une con el uso de las Redes Sociales el problema se multiplica considerablemente.

Algunos utilizan los medios sociales tan solo para estar al día  y encontrar información valiosa de su interés , otros para evadirse un rato “chateando” con sus amigos 2.0, otros en cambio han encontrado el perfecto escaparate donde “lucir sus plumas” y unos cuantos más los utilizamos por motivos de trabajo, aunque también por supuesto para todo lo anterior,  no nos llevemos a engaño.

Pero el problema surge cuando el tiempo que dedicamos a estar online sin darnos cuenta se nos escapa entre los dedos.

equivalencia en las redes sociales

Quién no ha abierto una pantalla de ordenador o simplemente su dispositivo móvil para consultar una cosilla y se ha visto inmerso en horas de trastear, hablar o simplemente engancharse en la lectura de una artículo,  que no sabemos cómo nos ha llevado a otro y así hemos entrado en un bucle infinito encontrándonos con un montón de pestañas abiertas,  o hemos pasado de responder un mensaje de Whatsapp,  a ver ese tuit tan interesante de un amigo que incluye un estupendo vídeo de youtube o enviarlo a favoritos y ,  ya que estamos,  le echamos un miradita a Facebook, aunque ¡Dios mío tengo un montón de correos sin leer y seguro que hay alguno urgente que tengo que responder inmediatamente!…

Total que el tiempo ha pasado, miramos el reloj y la tarea pendiente sigue sin hacer o simplemente hemos quedado y llegamos tarde a la cita.

Por ello, debemos establecer unas pautas de trabajo precisas que no nos resten efectividad, tanto si trabajamos en Social Media como si nos dedicamos a cualquier otra actividad.

Lo más importante es establecer unas normas de comportamiento diarias y sobre todo tener claro para qué las vamos a utilizar.

  • Tras la ducha y el desayuno nos enfrentamos a un nuevo día que normalmente comienza con prisas (primer error, intentemos levantarnos un poquito antes para poder hacerlo más relajado, la mente y el corazón nos lo agradecerá)
  • Una vez que estamos listos podemos aprovechar los transportes hasta el trabajo para poner al día nuestras redes (ojo he dicho transporte pero siempre y cuando no seamos los conductores) y cuidado si vamos andando mientras miramos nuestro móvil,  más de uno se ha estampado contra una farola o ha pisado una baldosa rota y luego vienen las consecuencias.
  • Una vez en el puesto de trabajo hemos de planificar el trabajo a realizar.
  • Si no nos dedicamos al Social Media, recomiendo silenciar los avisos de las redes sociales, WhatsApp,  Line y todo lo que haga ruiditos. Simplemente dejar activado el tono de llamada telefónica, así no nos distraeremos cada vez que suene el “plin” y tengamos la tentación de abrirlo.

conduciendo con el móvil

  • El correo electrónico personal hay que mantenerlo cerrado y silenciado, tengamos activa únicamente la cuenta profesional de la empresa. Cuando llegue la pausa del café o ese segundo desayuno que algunos tienen el lujo de poder disfrutar,  será el momento de consultarlo.
  • De vuelta al trabajo centrémosnos de nuevo en la tarea y  olvidemos que existen las redes sociales hasta la hora de la comida, aunque si comemos con clientes, compañeros de trabajo o amigos,  deberíamos abandonar de una vez por todas la mala costumbre de fotografiar lo que vamos a comer para colgarlo en Instagram (a no ser que nos dediquemos profesionalmente a la gastronomía), responder a los que nos han dejado un comentario en el checkin de foursquare, o entablar una conversación con cualquiera que esté desocupado en ese momento, ya que no tendrá otra cosa que hacer y nos estará hablando constantemente. Si un día nos paramos a observar comportamientos en la mesa de al lado veremos la mala impresión que da y desde luego no hay nada mejor para comprenderlo, que experimentar lo que se siente  cuando alguien lo hace con nosotros.
  • Si estamos comiendo acompañados disfrutemos del momento ya que muchas veces nos lo perdemos porque realmente no estamos donde tenemos que estar.
  • Una vez terminado el trabajo es el momento de trastear todo lo que queramos eso si, siempre que estemos solos y abandonemos de nuevo el hábito cuando lleguemos a casa si la familia está esperándonos. No hay nada peor que tener enfrente a alguien mirando una pantalla del ordenador con una amplia sonrisa,  porque vete tu a saber que le están contando,  que no nos hace ni caso

el movil a la derecha o a la izquierda

Y vayamos ahora a los que nos dedicamos al Social Media, el tema es mucho más complicado, ya que no solo no podemos silenciar las redes si no que forman parte de nuestro día a día.

  • Tras seguir el mismo ritual de la mañana (ducha y desayuno más transporte a la oficina si trabajamos fuera de casa), llega el momento crucial.
  • Lo primero es tener saneadas nuestras cuentas personales. El estar muy presente en redes tiene un pequeño peligro y es que vamos añadiendo a nuestros distintos perfiles un montón de usuarios que realmente no conocemos  prácticamente de nada. Quizás hemos intercambiado un tuit en alguna ocasión y rápidamente al pedirnos amistad en Facebook hemos aceptado. Así nos hemos juntado con miles de amigos en Facebook, en Linkedin o en nuestros círculos de Google+, que realmente no llegan ni a ser conocidos y cuando queramos ver las actualizaciones interesantes seguramente encontremos cientos de gatitos y mensajes de cumpleaños, comidas y celebraciones que solo nos harán perder nuestro preciado tiempo. Limpiemos nuestras cuentas de usuarios que no nos aportan nada en lo personal o en lo profesional.

Twitteando 1

  • Si gestionamos cuentas de clientes,  mi consejo es utilizar un gestor tipo Hootsuite o TweetDeck donde NO tendremos incluido nuestro perfil personal. De este modo las distracciones y los errores serán minimizados y además evitaremos equivocarnos de cuenta y enviar en nombre de una marca un tuit personal. Lo más importante es que no debemos caer en la tentación de responder a quien nos mencione. Para ello tendremos nuestro perfiles independientes a ser posible en web  o en otro gestor diferente y solo los abriremos cuando tengamos algo muy interesante que compartir o tiempo libre para responder e interactuar con nuestros contactos.
  • En nuestra cuenta de Twitter las listas nos evitarán el ruido innecesario para poder centrarnos en lo que de verdad necesitemos en cada momento. Si estamos libres y queremos ver qué se habla en el sector nada mejor que acudir a la lista Social Media, referentes o como hayamos denominado a nuestra lista. Si por el contrario queremos saber qué dicen nuestros amigos, tendremos una lista donde les habremos incluido y desde ahí podremos interactuar con ellos, pero siempre cuando hayamos terminado el trabajo pendiente.
  • Empezaremos el día con una de las cuentas que gestionemos, tanto si actuamos como Community Manager como si lo que hemos de crear es un Plan Estratégico. No nos liemos intentando gestionar el Facebook de una cuenta con el Twitter de otra, o subir las fotos de un tercero a Pinterest intentando hacerlo todo a la vez. O preparando una presentación para un curso o una conferencia pendiente. Planifiquemos por horas cada una de las actuaciones y cuando ya hayamos lanzado la información y esté todo al día,  podremos ir observando en pantalla del gestor la monitorización de cada una de ellas para poder actuar lo antes posible en caso de ser necesario y centrarnos en otra tarea.
  • Del mismo modo, si estamos realizando un informe analítico de un cliente centrémonos en ello y olvidemos que gestionamos otras cuentas. En ese momento toda la atención ha de estar fijada en el informe y no pensar si hay que actualizar tal perfil o tal otro o consultar la analítica de otro a ver cómo va. Todo tiene sus tiempos.
  • En cuanto a los blogs, al menos en mi caso la mejor hora para escribir es  la noche. El día nos ha traído mucha información por lo que tendremos más opciones y temas sobre las que escribir, los amigos estarán más calmados y nos hablarán menos, el teléfono no sonará y la familia se habrá ido a dormir o estarán viendo una película, por lo que no nos interrumpirán y la concentración será mucho mayor.

las horas pasan en internet

  • Acudir a eventos, reuniones de bloggers, presentaciones de productos, conferencias de terceros… es interesantísimo pues nos servirá de aprendizaje y además podremos conocer nuevas personas interesantes y estrechar lazos con usuarios con los que teníamos relación solo en la red, pero ojo con abusar de este tipo de eventos. Tenemos que seleccionar los que realmente nos aporten, aquellos donde pensemos que vamos a aprender o que las relaciones que vamos a entablar serán productivas. Estar en todo puede ser contraproducente no solo por la pérdida de tiempo que supone si no también para nuestra imagen profesional, pues al final realmente parecerá que no hacemos otra cosa que pasearnos.
  • Por último, utilicemos las diferentes herramientas que están a nuestro alcance como Dropbox, agregadores, lectores de feeds, bancos de imágenes pre seleccionados, calendarios semanales de actualizaciones…  para no perder tiempo buscando aquí o allá información o imágenes. Conozcamos las herramientas que  nos permita tener una mayor organización en el trabajo

Gestionar bien el tiempo utilizando las Redes Sociales es complicado, pero si como en todo ponemos un poco de sentido común,  seremos capaces de optimizarlo.

About these ads

27 comentarios el “Redes Sociales y gestión del tiempo

  1. Conozco una persona, ajena a todo esto de las redes sociales, que me dijo, !huy! !Internet es una ratonera! y somos muchos los ratones que entramos y nos quedamos dando vueltas dentro de la noria horas y horas.
    Muchas gracias, muy buenos consejos

  2. [...] Gestionar nuestro tiempo de por si es algo bastante complicado. Se nos junta el trabajo, la familia, los amigos, el deporte y aquellas otras actividades lúdicas que a cada uno de nosotros nos gusta…  [...]

  3. Pablo dice:

    Felicidades desde http://www.friendsandjob.com . Buen artículo.

  4. [...] Gestionar nuestro tiempo de por si es algo bastante complicado. Se nos junta el trabajo, la familia, los amigos, el deporte y aquellas otras actividades lúdicas que a cada uno de nosotros nos gusta…  [...]

  5. P Lalanda II dice:

    ¡Gracias, maestra!: eres un pozo de sabiduría de las RRSS, esos milagros de la comunicación que pueden convertirse en una trampa “mortal” – incluso vicio – cuyo peligro crece con formato espiral en cuanto descuidas su administración…..

    Un saludo cordial.

  6. [...] Gestionar nuestro tiempo de por si es algo bastante complicado. Se nos junta el trabajo, la familia, los amigos, el deporte y aquellas otras actividades lúdicas que a cada uno de nosotros nos gusta…  [...]

  7. [...] Gestionar nuestro tiempo de por si es algo bastante complicado. Se nos junta el trabajo, la familia, los amigos, el deporte y aquellas otras actividades lúdicas que a cada uno de nosotros nos gusta…  [...]

  8. williamorales dice:

    Genial post. Pequeños detalles que hacen la diferencia. Muchas veces hace falta leerlos y que otras personas (mucho más expertas en la materia) te los digan… ¡Un gran saludo!

  9. Carlos Ignacio Martinez dice:

    Estupendo artículo. Felicidades

  10. @Garza0505 dice:

    Qué gran verdad!! Ir a mirar una cosa y acabar estando una hora con la mirada sin despegar del móvil!!! Muy buen post!!! Intentaré aplicar tus consejos y pautas!! Un saludo!

  11. [...] Gestionar nuestro tiempo de por si es algo bastante complicado. Se nos junta el trabajo, la familia, los amigos, el deporte y aquellas otras actividades lúdicas que a cada uno de nosotros nos gusta…  [...]

  12. [...] Gestionar nuestro tiempo de por si es algo bastante complicado. Se nos junta el trabajo, la familia, los amigos, el deporte y aquellas otras actividades lúdicas que a cada uno de nosotros nos gusta…  [...]

  13. [...] Gestionar nuestro tiempo de por si es algo bastante complicado. Se nos junta el trabajo, la familia, los amigos, el deporte y aquellas otras actividades lúdicas que a cada uno de nosotros nos gusta…  [...]

  14. [...] Gestionar nuestro tiempo de por si es algo bastante complicado. Se nos junta el trabajo, la familia, los amigos, el deporte y aquellas otras actividades lúdicas que a cada uno de nosotros nos gusta…  [...]

  15. creo que esto pasa como cuando uno es fumador (por suerte yo ya no lo soy) pero cuando lo eres, quizás un día te da por calcular cuanto dinero estas tirando en tabaco y te asustas de ver que poco a poco sin darte cuenta….. pues con las redes sociales y demás ocurre algo parecido, creo que si nos pusiéramos a calcular las horas y horas que a veces se consumen en determinadas actividades, nos asustaríamos, quizás haya que tener cierta dosis de lógica y de autodisciplina para actuar de una forma algo más responsable. Y desde luego, marcando siempre fronteras entre lo personal y lo profesional.
    Gracias por los consejos ¡¡¡
    un saludo
    Rafael
    @rafalgrol

  16. [...] Gestionar nuestro tiempo de por si es algo bastante complicado. Se nos junta el trabajo, la familia, los amigos, el deporte y aquellas otras actividades lúdicas que a cada uno de nosotros nos gusta…  [...]

  17. […] Gestionar nuestro tiempo de por si es algo bastante complicado. Se nos junta el trabajo, la familia, los amigos, el deporte y aquellas otras actividades lúdicas que a cada uno de nosotros nos gusta…  […]

  18. Pablo Martin dice:

    Qué razón tienes Fátima!!

    Si contáramos el número de veces al cabo del día que entramos en cada uno de nuestros perfiles, sería sorprendente el resultado.

    Hay que reconocer que es difícil mantener la disciplina con uno mismo y mantenerse concentrado en la tarea prioritaria de cada momento, la tentación de entrar “un segundo” en twitter es muy grande…

    Enhorabuena por el post; me gustan mucho tus contenidos y hace unas semanas incluí tu Blog en mi blogroll : )

  19. […] Gestionar nuestro tiempo de por si es algo bastante complicado. Se nos junta el trabajo, la familia, los amigos, el deporte y aquellas otras actividades lúdicas que a cada uno de nosotros nos gusta…  […]

  20. […] la gestión del tiempo en la empresa, lo es en las redes sociales, máxime cuando estás actividades necesitan un tiempo distinto al trabajo de toda la vida, y cuando tienes que compatibilizarlo con la familia, los amigos y tu tiempo libre. ¿Las redes […]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s